Artículo en “La Nación” sobre el Emb. Rubén Vela. Comunicación 20/2018

En ocasión del fallecimiento del Embajador Rubén Vela, se transcribe el artículo publicado en el diario “La Nación”, el día viernes 4 de mayo.
“Adiós a Rubén Vela, el poeta santafecino que celebró todo el continente.

Por Daniel Gigena.
Pocos días antes de cumplir noventa años, Rubén Vela, el poeta santafesino que celebró el continente americano, falleció en Buenos Aires el domingo pasado. Había nacido el 3 de mayo de 1928 en la ciudad de Santa Fe. Identificado con la Generación del 50 y el movimiento Poesía Buenos Aires, que lideró Raúl Gustavo Aguirre, Vela publicó su primer libro, Introducción a los días, en 1953. En entrevistas, reconoció que comenzó a escribir bajo los influjos de los grandes poetas latinoamericanos: Rubén Darío, César Vallejo y Pablo Neruda.

“Los argentinos pertenecemos a Europa, a la cultura europea, pero también tenemos raíces muy vivas y muy hondas que nacen en el suelo americano y que se desarrollan en Buenos Aires, a pesar de la influencia francesa, inglesa, italiana o española. Esas raíces americanas son las grandes modificadoras de nuestro pensamiento”, declaró en una entrevista con LA NACION. El domingo, mientras se celebraba la última jornada del Festival Internacional de Poesía en la Feria del Libro, se honraba la memoria del poeta en la Sala Alfonsina Storni. Varios escritores de generaciones posteriores a la suya contaron que siempre habían recibido palabras de aliento de Vela, gran lector de sus contemporáneos y admirador de la obra de Alejandra Pizarnik. A esa escritora dedicó un conjunto de poemas. “Tan sola, tan frágil, tan/ dolorosamente abandonada/ entre juegos de infancia/ que repiten y repiten/ una misma canción”, escribió en 1970.

Licenciado en Antropología, Arqueología y Diplomacia, presentó estudios en varias universidades argentinas y latinoamericanas, y presidió la Sociedad Bolivariana de Antropología y el Centro de Investigaciones de Tiwanaku. Fue socio fundador de la Fundación Argentina para la Poesía y presidente de la Sociedad Argentina de Escritores, delegado argentino de la Unesco y miembro del Pen Club de Brasil.

Desde 1975, integró el Cuerpo Diplomático Argentino y se destacó por construir “puentes culturales” entre los países en los que vivió y la Argentina. En Bolivia, Brasil y Costa Rica (donde fue embajador entre 1982 y 1985), se lo honró como diplomático y como poeta. El gobierno de la República Federativa del Brasil, por ejemplo, le otorgó la “Orden Nacional do Cruceiro do Sul” en el grado de Gran Oficial, y en 1984, fue condecorado por los gobiernos de los países africanos.

Su obra, que se encuentra traducida a varios idiomas, mereció galardones como el primer premio de Buenos Aires, el primer premio “José Pedroni”, el premio internacional del Pen Club de Brasil, la Faja de Honor de la SADE y, en 2006, el Gran Premio de Honor “Esteban Echeverría” por la totalidad de su obra. Para los que quieran conocer la poesía de Vela, es muy recomendable Rubén Vela. Obra poética 1953-2004, publicada por el sello Vinciguerra en 2006. Ese volumen incluye trece estudios críticos sobre la labor poética de Vela. Entre los primeros años cincuenta y los años 2000, publicó más de diez libros de poesía y una antología de poetas búlgaros.

“Crecen las palabras sin su sentido más preciso. Es/ necesario encontrar la clave del poema. ¿Dónde está/ la belleza?”, escribió en “América”, uno de sus poemas más célebres. La voz y la pregunta de Rubén Vela siguen vigentes.”

La Comisión Directiva.
Buenos Aires, lunes 7 de mayo de 2018