Decisión 12 | Año 2017

VISTO

La presentación de un afiliado al APSEN informando al Tribunal de Ética acerca de la conducta de un o una colega al que no identifica con nombre y apellido, quien habría efectuado graves acusaciones sobre su actuación profesional y sobre sus condiciones personales, a través de  correos electrónicos dirigidos a terceros colegas.

Y CONSIDERANDO

Que de las constancias de la presentación surge fehacientemente que la funcionaria o funcionario sobre cuya conducta informa el presentante procedió a difundir entre varios colegas, y por escrito, graves acusaciones dirigidas a denigrarlo, en términos altamente descalificatorios y utilizando expresiones burdas e impropias de un funcionario o funcionaria del Servicio Exterior de la Nación.

Que el Código de Ética Profesional del APSEN, que rige el proceder de este Tribunal, enuncia como valores fundamentales de la vida profesional de los funcionarios: “la justicia, la honestidad, la rectitud, la probidad, la integridad, la buena fe, la solidaridad y la fraternidad”.

Que el mencionado Código establece en su artículo 4º inciso b) que los afiliados al APSEN deben “…actuar con respeto y solidaridad con sus colegas”. Tal obligación está enunciada entre los principios éticos que deben regir el ejercicio de la profesión diplomática.

Que el cometido de este Tribunal, conforme lo dispone el Artículo 5º del mencionado Código, “será determinar si una conducta de los afiliados constituye una transgresión a los valores fundamentales y los principios éticos profesionales del  APSEN”.

Que en su decisión de número 2 del año 2001 este Tribunal se expidió exhortando “a los miembros del APSEN que eviten comunicaciones con conceptos que puedan resultar subjetivos y hasta agraviantes sobre la profesionalidad de uno o varios colegas del Servicio Exterior de la Nación”.

EL TRIBUNAL DE ÉTICA PROFESIONAL DEL APSEN

DECIDE:

Que los funcionarios del  Servicio Exterior de la Nación deben abstenerse de difundir públicamente cargos o acusaciones contra sus colegas.

Que las deficiencias que advirtieren en el proceder de colegas en su desempeño profesional deben ser canalizadas por los medios oficiales a su disposición, a los que corresponde expedirse si, luego de sustanciada debidamente la correspondiente presentación, concluyeran que existió una conducta inapropiada.

Que la difusión de acusaciones o cargos entre colegas constituye una transgresión a los valores fundamentales que deben presidir la conducta de los funcionarios del S.E.N. conforme al Artículo 3º del Código de Ética Profesional del APSEN,  en particular a la honestidad,  la fraternidad y la buena fe.

Que tal conducta constituye asimismo una transgresión a la obligación de actuar con respeto y solidaridad con sus colegas, conforme lo dispone el Artículo 4º inciso b) del Código de Ética Profesional del APSEN.

Solicitar a la Comisión Directiva del APSEN que actúe en conformidad con el artículo 13º del Código de Ética Profesional respecto a la publicación de esta decisión.

 

ALBERTO DAVÉRÈDE

PRESIDENTE TRIBUNAL DE ÉTICA APSEN