Decisión 7 | Año 2005

VISTO:

Que los funcionarios del Servicio Exterior de la Nación deben observar una conducta intachable en el desempeño de sus funciones;

RECORDANDO

Las Decisiones Nro. 1/00 y Nro. 5/02, adoptadas por este Tribunal de Ética; y,

CONSIDERANDO:

Que son valores fundamentales consagrados en el artículo 3º del Código de Ética Profesional, la buena fe, la solidaridad y la fraternidad.

Que estos principios éticos deben regir el ejercicio de la profesión diplomática así como el accionar entre colegas.

Que resulta de suma importancia actuar con respeto y conservar una conducta apropiada.

Que este Tribunal ha decidido intervenir de oficio, de acuerdo con el Artículo 10 inciso b) del Código de Ética.

Por ello,

EL TRIBUNAL DE ETICA PROFESIONAL

DECIDE:

Señalar que constituyen faltas graves de carácter ético las gestiones que un funcionario diplomático efectúa ante personas ajenas a este Ministerio o al ámbito institucional en el que el funcionario se desempeña, buscando a través de las mismas obtener decisiones que lo beneficien o favorezcan para su ascenso o traslado.

EMBAJADOR ALFREDO F. DUMONT

PRESIDENTE

Buenos Aires, 24 de noviembre de 2005.