Decisión 9 | Año 2015

En las últimas semanas han aparecido en distintos medios de prensa informaciones y comentarios críticos sobre la designación de funcionarios pertenecientes al Servicio Exterior de la Nación como Jefes de Misión en representaciones argentinas en el exterior.

Ante ello, la Comisión Directiva del APSEN, por nota de fecha 2 de diciembre de 2015, solicitó a este Tribunal que se expida sobre si es una conducta ética que un colega filtre a medios de prensa información personal de los colegas objeto de designaciones, en muchos casos de carácter mendaz, difamatorio, agraviante y/o descalificante, conforme al artículo 6º, inc. b) del Código de Ética Profesional del APSEN.

Asimismo, la Comisión Directiva hizo referencia a la publicación de una serie de inexactitudes, que se estima fueron o pudieron ser filtradas a la prensa, respecto de las condiciones de los traslados, las remuneraciones de los funcionarios diplomáticos y las características del Servicio Exterior, que perjudican no solo al buen nombre de los colegas sino a la imagen del Cuerpo Profesional ante la opinión pública.

Sobre el particular, este Tribunal, habiendo considerado la solicitud realizada por la Comisión Directiva y luego de haber analizado los artículos de prensa mencionados, ha concluido que si dichas informaciones y comentarios han sido filtrados por colegas, este tipo de conductas, como norma general, constituye una transgresión a los principios éticos profesionales que deben observar los afiliados al APSEN.

Pretender influir sobre las decisiones que adopten las autoridades a través de contactos con los medios de prensa, o suscitar críticas hacia los colegas con versiones malintencionadas, filtradas subrepticia y anónimamente a los medios de difusión, representan, a juicio de este Tribunal, una falta de ética y una vulneración del espíritu de cuerpo que debe prevalecer entre los miembros de nuestro Cuerpo Profesional.

Por ello, este Tribunal considera que resultan de aplicación a los casos bajo examen los artículos 3º y 4º del Código de Ética de la Asociación Profesional del Cuerpo Permanente del Servicio Exterior de la Nación, y en particular los incisos b) y c) del artículo 4º, que enuncian entre los principios éticos que deben regir el ejercicio de la profesión diplomática “actuar con respeto y solidaridad con sus colegas” y  “obrar con honestidad, rectitud y buena fe.

Las anteriores consideraciones en modo alguno implican un pronunciamiento de este Tribunal acerca de la procedencia o la oportunidad de las mencionadas designaciones, tema que escapa a la competencia y atribuciones de este Tribunal.

El Tribunal de Ética solicita a la Comisión Directiva del APSEN que actué en conformidad con el artículo 13º del Código de Ética Profesional respecto a la publicación de esta decisión.

Buenos Aires, 16 de diciembre de 2015.

ALBERTO DÁVÈREDE

PRESIDENTE