Discurso de la Presidenta del APSEN en ocasión del Día del Diplomático argentino. Comunicación 100/2019

Clic aquí para ver el video con los discursos por el Día del Diplomático

Se transcribe para conocimiento de los afiliados las palabras pronunciadas por la Presidenta del APSEN, Embajadora Marta Insausti de Aguirre, en oportunidad de la celebración del Día del Diplomático Argentino:


Señor Secretario de Relaciones Exteriores, Embajador Gustavo Zlauvinen.

Señor Secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Embajador Horacio Reyser.

Señor Secretario de Coordinación y Planificación Exterior, Embajador Ernesto Gaspari.

Señor Presidente de la Asociación de Retirados, Embajador Raúl Ricardes.

Señor Presidente de la Asociación Mutual, Ministro Víctor Marzari.

Señores Embajadores acreditados en la República y funcionarios diplomáticos extranjeros, invitados especiales, queridos colegas.

Agradezco a todos ustedes por acompañarnos en esta nueva celebración del día del diplomático argentino, que desde 1962 conmemoramos todos los 29 setiembre, festividad de San Gabriel, figura reconocida en diferentes credos como el portador de la palabra.

En efecto, las diplomáticas y los diplomáticos argentinos somos, esencialmente, portadores de la palabra y del diálogo; instrumentos de paz y de cooperación.

Y para ello nos preparamos intensamente y superamos difíciles pruebas desde nuestro ingreso al Instituto del Servicio Exterior de la Nación (ISEN), con el único propósito de servir al país y a su gente.

Actualmente, se encuentran en actividad 1013 funcionarios, provenientes de todas las provincias del país, con formación en la más amplia gama de disciplinas, de los cuales el 65% son hombres y el 35% mujeres.

En lo que constituye la única carrera profesional de la Administración Pública Nacional, la carrera diplomática implica además de exigencias de tipo académico y el conocimiento de idiomas, el acompañamiento del grupo familiar, que no sólo sufre el desarraigo sino que en muchos casos sus miembros interrumpen carreras profesionales y otras actividades con la consecuente afectación de sus derechos previsionales, al tiempo que encuentran dificultades de distinto tipo a la hora de insertarse profesionalmente en su lugar de destino, o a su regreso al país.

Nos toca presidir la Asociación Profesional del Servicio Exterior de la Nación (APSEN) en un contexto internacional complejo, de crecientes exigencias, y en momentos difíciles para el país. Y lo hacemos cumpliendo el mandato estatutario de defender los intereses profesionales y velar por el cumplimiento de la ley.

Ahora bien, es precisamente frente a estos desafíos cuando el país más nos necesita y donde más se ponen en evidencia la vocación de servicio y el compromiso de nuestros diplomáticos y diplomáticas.

Para representar y defender los intereses nacionales contamos con un servicio exterior federal, fuertemente comprometido con los valores democráticos, la libertad de pensamiento y de expresión, y representativo de la sociedad a la que sirve.

Un Servicio Exterior que respeta los derechos humanos, vela por la integración regional, la solución pacífica de controversias, el derecho internacional en general, el multilateralismo, la apertura de mercados, la promoción comercial y cultural y la proyección económica internacional, y lo hace sin claudicar en su defensa de los derechos argentinos sobre las Islas Malvinas e islas del atlántico sur.

En coyunturas complejas, donde se buscan atajos a cuestiones que se pueden solucionar con el dialogo y la cooperación, nos ratificamos en la especificidad de la carrera, que supone grandes esfuerzos y sacrificios para el funcionario y su familia, y en la necesidad de que respete el marco jurídico que la contiene.

Promover y consolidar el profesionalismo y reafirmar el fortalecimiento institucional es el mejor aporte que puede brindar esta asociación en la defensa de los intereses nacionales.

En estos momentos desafiantes se deben aprovechar al máximo los recursos disponibles. Para el caso cabe recordar que la cancillería asumió hace más de dos décadas funciones en materia económico-comercial y de inversiones, incorporando a los funcionarios del servicio económico y comercial exterior, momento en que se priorizó la agenda y tal perfil en los ingresantes al ISEN, entre otras medidas. En el año 2017 las funciones de promoción comercial fueron transferidas al ministerio de producción, y en ese ámbito a la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional.

Ahora bien, consideramos que los funcionarios diplomáticos, altamente capacitados en materia económico-comercial, se encuentran plenamente habilitados para llevar adelante las actividades de promoción comercial, como lo vienen haciendo con gran profesionalismo en el exterior, por lo que aspiramos a que dichas competencias retornen a este ministerio.

Desde que asumimos la conducción del APSEN, en febrero pasado, con el mandato de defender y profundizar los derechos de los afiliados, hemos trabajado por la unidad del cuerpo, sobre la base de principios básicos de convivencia, y la transparencia de la administración.

También hemos propiciado desde un primer momento un diálogo abierto y constructivo con las autoridades del ministerio, poniendo a disposición recursos de la asociación para el trabajo conjunto en cuestiones de interés común.

En materia de transparencia, nos gratificamos por la publicación de la propuesta de ascensos del año 2018 elaborada por la junta calificadora, mediante la intervención de la agencia de acceso a la información pública. Esperamos que el temperamento adoptado se convierta en una práctica habitual y se haga extensivo a otros actos de la administración.

Mantenemos un alto porcentaje de afiliados, que supera el 90% de los funcionarios, pero aspiramos aque se sumen aún más, y que participen activamente en las actividades de la asociación. Los jóvenes ocupan un lugar especial, ya que representan el futuro que se construye día a día. Alentamos su participación en la comisión directiva así como en distintas actividades y grupos de trabajo que actualmente funcionan.

El número de afiliados jubilados ha aumentado considerablemente también. Un lugar destacado lo ocupa la subcomisión de familia que, con múltiples actividades, integra al grupo familiar del diplomático a las actividades de la asociación.

Un aspecto sobre el cual estamos trabajando es en la mejora de la comunicación con los afiliados. Es así que se renovó la página web de la asociación y se desarrollan otros canales de comunicación del APSEN, como ser las redes sociales twitter, facebook, instagram, entre otras.

Aspiramos a un desarrollo ordenado de la carrera, con incentivos adecuados y capacitación constante. Y para ello estamos preparando propuestas concretas a entregar a las autoridades de la cancillería.

Consideramos que la transparencia en los ascensos y en los traslados resultan dos pilares fundamentales de la carrera, de manera de brindar igualdad de oportunidades y generar confianza en el sistema.

Lamentablemente, son muchos los funcionarios que aún no han sido destinados, como así también los que esperan un traslado, por lo que sus legítimas expectativas se ven postergadas. Hacemos votos para que la situación del país permita regularizar un sistema que es esencial para los intereses de la República y el desarrollo profesional de nuestros diplomáticos.

Lamentamos también que no se haya integrado completamente la Junta Calificadora, conforme la ley, aspecto sobre el cual el APSEN puso especial hincapié, sugiriendo la designación de una segunda mujer para integrar el cuerpo.

Sobre este punto, el tema de la igualdad de oportunidades es aún una asignatura pendiente en el ámbito de la cancillería.

Si en años anteriores pudimos manifestar con satisfacción que nos encaminábamos a una paridad de género en el ingreso al ISEN, el último concurso ha representado un retroceso que esperamos sea una excepción.

Pero más significativo aún es que aún son pocas las mujeres que ocupan jefaturas de misión o están a cargo de consulados y menos aún las que participan en las instancias de conducción del ministerio.

Es por ello que consideramos al punto focal en materia de género (FOGENE), creado en la cancillería en el año 2016, y al plan de acción para la igualdad de oportunidades que elaboró, herramientas válidas para ese fin.

Una aspiración de larga data es la necesidad de contar con cobertura médica en el exterior a través de un seguro médico, que lamentablemente aún no se ha alcanzado. Y esa necesidad se hace aún más patente cuando a través de reglamentaciones e interpretaciones varias se retrasan los reintegros médicos en perjuicio de nuestros afiliados, quienes muchas veces deben afrontar gastos que exceden sus posibilidades. Esperamos que a través del diálogo que hemos propuesto a las autoridades esta situación se regularice a la brevedad.

En materia de subsidios, que el APSEN viene otorgando desde el año 2012, y que cubren casamientos, uniones convivenciales, nacimiento o adopción, fallecimiento del asociado, hemos actualizado sus montos, al igual que el subsidio total o parcial por jardín maternal, que resulta una gran ayuda al presupuesto familiar y beneficia mayormente a los funcionarios más jóvenes.

Hemos continuado con las publicaciones del APSEN. Es así que este año se presentaron la décima edición de la revista “Temas de Política Exterior, Comercio y Relaciones Internacionales”, dedicada a los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, con la colaboración del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales y el Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de la Plata, y “Fin de Misión II – Entretelones de la Diplomacia Argentina”, en colaboración con la Asociación de Retirados del Servicio Exterior.

Recientemente dejamos inaugurada la biblioteca del APSEN gracias a una importante donación de su biblioteca personal del Embajador Albino Gómez y de una colección donada por familiares del Embajador Juan Carlos Beltramino. Agradecemos tales donaciones y próximamente pondremos a disposición de los afiliados tan importante material.

Desde la última reforma de estatutos, en el año 2012, el APSEN mantiene una política de asistencia social derivando un porcentaje de su recaudación anual, con destino a escuelas de frontera e instituciones varias.

En el transcurso del año hicimos entrega de útiles escolares y materiales varios a la escuela de frontera ‘prefectura naval argentina’ de la localidad de Puerto Pilcomayo, provincia de Formosa, con la colaboración de nuestra Embajada y Consulados en Paraguay.

También asistimos con frazadas y ropa de abrigo a personas en situación de calle, en distintas campañas a lo largo del invierno; entregamos vajilla, alimentos y juguetes al comedor infantil ‘La Roca’ y al comedor ‘Los Piletones’; colaboramos con el equipamiento de la sede de la ‘Fundación Tejiendo el Barrio’; entregamos pelotas de rugby a la ‘Fundación Espartanos’; y facilitamos el viaje de 12 médicos voluntarios del Sanatorio Güemes para atender consultas en diversas localidades de la provincia de Santiago del Estero.

Para esta ocasión, y atendiendo la situación que están atravesando muchos conciudadanos, hemos promovido entre los afiliados una campaña de donación de alimentos no perecederos con destino al comedor de la Fundación Margarita Barrientos, en Añatuya, provincia de Santiago del Estero, que contará asimismo con el aporte del APSEN.

Por último, quisiera transmitir un especial reconocimiento a los colegas que, de manera profesional y silenciosa, prestan servicios en condiciones muy difíciles, muchas veces poniendo en riesgo su salud e integridad física, y las de sus familiares.

Apelamos a la administración para que los tenga presentes, no sólo por sus avatares diarios, sino también en consideración del esfuerzo que realizan cuando se evalúen sus méritos al momento de los reconocimientos.

Para concluir, deseo expresar mi mayor agradecimiento a los colegas de la comisión directiva, a los colegas que en el país y desde el exterior han colaborado con las distintas subcomisiones del APSEN, al personal de la secretaría, el gerente Gastón Abas y el equipo que lo acompaña, varios de ellos recientemente incorporados a la asociación y que participan por primera vez en esta celebración. Deseo agradecer también el permanente asesoramiento legal y contable de los doctores Jorge Cayo y Mirta Gioia, y del doctor Pérez Talamonti, en materia previsional.

Hemos preparado para la ocasión un video institucional que recoge algunos hitos de la diplomacia argentina, así como recuerda a sus protagonistas. Es un trabajo que no se agota en estos breves minutos. Esperamos que se constituya en el embrión de un archivo digital del APSEN que recoja nuestra historia. Un especial reconocimiento a Fernanda Millicay quien introdujo la idea en la comisión directiva y la llevo a cabo, con la colaboración de Lucas Lopez Laxague y de todos los que aportaron distintas ideas y materiales para su concreción.

Muchas gracias.


La Comisión Directiva

Buenos Aires, 4 de octubre de 2019