Impuesto sobre los Bienes Personales. Comunicación 28/2020

I.- Atento consultas de varios colegas sobre la posibilidad de considerar fuera de la base imponible del Impuesto sobre los bienes personales, la condición de activos en el exterior de las remuneraciones o inmuebles pertenecientes al Personal del Servicio Exterior de la Nación, se informa que el APSEN solicitó un Dictamen al Dr. Alberto Tarsitano, el que, en resumen, señala:

– La cuestión cobra relevancia por la alícuota adicional establecida para tales bienes por la Ley 27.541 y su Decreto Reglamentario 99/2019, con vigencia para los ejercicios 2019 y 2020.

-El sistema de exenciones fiscales para los miembros de representaciones diplomáticas y consulares, está diseñado para eximir a los funcionarios de los impuestos del país receptor, pero no los del país de origen.

-El trato que la ley dispensa a los funcionarios del Servicio Exterior de la Nación, en cuanto al régimen general impositivo, puede considerarse alineado con dos principios básicos del sistema tributario: el principio de igualdad y el principio de capacidad contributiva.

-La ley no ha contemplado la situación del personal expatriado, aunque al no distinguir, ella caería bajo el tratamiento general.

-Podría argumentarse que carece de razonabilidad la reglamentación de la ley que no distingue aquello que debe ser distinguido en función de sus características particulares. No parece razonable, ni justo, aplicar a los activos de titularidad del Personal del Servicio Exterior de la Nación, una alícuota diferencial pensada para “castigar” la deliberada sustracción de los bienes de la Argentina.

-Tal equiparación producida por el Decreto 99/2019, en cuanto definió la sujeción del obligado por su condición de residencia o domicilio, podría considerarse violatoria de la reglamentación razonable de la ley que le delegó esa tarea (artículo 30, Ley 27.541).

En suma, el Dr. Tarsitano considera que, a pesar de una fuerte literalidad proclive al tratamiento general en lo que hace a  la aplicación del impuesto sobre los bienes personales, podría presentarse la cuestión ante el Poder Ejecutivo o, inclusive, ante los tribunales, extremo éste que se evaluará en el seno de la Comisión Directiva.

La Comisión Directiva

Buenos Aires, 30 de marzo de 2020