Informe Comisión Directiva Ampliada. Comunicación 63/2017

El Presidente, luego de finalizada la Asamblea que aprobó la Memoria y Balance del período 1º de Mayo de 2016 al 30 de abril de 2017, dió inicio a una Reunión Ampliada, comenzando con una exposición de las últimas novedades de parte de la Comisión Directiva de los hechos más significativos acontecidos entre fines de abril y hasta el presente; sin perjuicio de haberse referido, la Comisión Directiva, a esos y otros temas mediante Comunicaciones APSEN.

COMPETENCIAS COMERCIALES DE CANCILLERIA

En relación al tema de competencias comerciales de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (AAICI), se destacó que, con fecha 7 de agosto había asumido como Presidente Juan Pablo Trípodi como Presidente de la Agencia. Asimismo que se estaba en conversaciones entre Cancillería y Producción para integrar a funcionarios diplomáticos en la Agencia y de esa manera hacer más eficaz el trabajo de la misma.

Mencionó que se habían publicado una docena de artículos en diferentes medios de prensa con una mirada crítica al pase de funciones de Promoción Comercial de la Cancillería a la “Agencia”, después de haber llevado dichas funciones por casi un cuarto de siglo ( “El Cronista”, “Infobae”, “iProfesional”, “El Economista”, “La Prensa”, “Ambito” y “La Nación”, entre otros).

Agregó que la “Agencia” no puede desarrollar una promoción comercial seria y eficiente en el exterior sin el apoyo de las 159 sedes dependientes de la Cancillería, que la Argentina posee en el exterior. Lo que se busca es, en definitiva, lograr un trabajo en equipo que sea productivo para el país, terminando con una relación inorgánica y perjudicial entre la “Agencia” y nuestras representaciones en el exterior, efectuada directamente por la misma obviando a la Cancillería.

Recordó que la Comisión Directiva del APSEN ya se lo había expresado a la Canciller Malcorra por nota del 28 de abril del corriente, donde se le solicitaba instruir a nuestros colegas en el exterior que no procesaran solicitudes requerimientos en forma directa por parte de la “Agencia” o por parte de cualquier otro Ministerio o sector del gobierno.

La dependencia de las Embajadas y Consulados de la Cancillería está expresamente prevista en la legislación del Servicio Exterior y consecuentemente en la Ley de Ministerios. Hay hechos concretos que demuestran este accionar autonómico por parte de varios Ministerios. Por otra parte se mencionó que la permisibilidad de algunos colegas en el exterior hace que estos procederes se profundicen y agraven, de ahí esa requisitoria que, lamentablemente, no fue tenida en cuenta por las autoridades de la Casa.

La “Agencia” debe coordinar sus acciones con la Cancillería, tanto en materia de Promoción Comercial como en la de Inversiones, ya que los posibles inversores tienen su primer contacto en el exterior con la Argentina, a través de las sedes diplomáticas y consulares.

En otro orden de cosas, el Presidente se refirió al trabajo de difusión que hay que hacer sobre la carrera diplomática profesional. Así se ha pensado en hacer un “Libro Blanco” de la Diplomacia Profesional Argentina, señalando los logros de la misma para nuestro país.

A fin de concretar el trabajo de coordinación y edición y realizar tareas de prensa y difusión se ha contratado una Agencia especializada que ya ha comenzado su trabajo con la Comisión Directiva.

TRIBUNAL DE ETICA

Otro punto importante que se destacó fue la actividad del Tribunal de Ética cuyo mandato vence este año y hay que elegir o reelegir a sus miembros para el período de los próximos dos años. Agradeció, asimismo, a los integrantes del Tribunal quienes han ratificado su voluntad de continuar integrando el mismo. Como se sabe se eligen cada dos años en oportunidad de la renovación de la Comisión Directiva con el sistema de “tachas” seleccionando así a los 5 miembros titulares y a los 5 suplentes.

Sobre el particular se comentó que se está trabajando en un reforma que ha sido un fuerte y generalizado reclamo de los asociados, consistente en que en las peticiones y Decisiones se individualice a los funcionarios involucrados en situaciones contrarias al Código de Etica del APSEN.

Ha habido pocas Decisiones en 17 años de funciones del Tribunal y se cree que ese bajo número es porque la gente piensa que al no señalar con nombre y apellido a las personas a las que el Tribunal entiende que han violado el Código de Etica, su utilidad se ve menoscabada. La gente cree que si no se señala quien lo hizo no tiene mucho sentido. Como se sabe las tres formas de incoar la competencia del Tribunal pueden ser de oficio: el propio Tribunal toma un caso y dictamina sobre el mismo; a pedido de cualquier asociado o a pedido de la Comisión Directiva. Pero los colegas son reacios a solicitar la intervención del Tribunal, en forma directa, ante casos concretos y, en general, solicitan a la Comisión Directiva que lo haga. En realidad esta lo puede hacer, aunque no se hubiera puesto esa facultad en cabeza de la Comisión Directiva, ya que lógicamente los miembros de la Comisión no pueden sino ser asociados.

En fin, está trabajando el Tribunal en eso para darle también mayor autonomía. Sino parece que es un órgano de la Comisión Directiva y el Tribunal no es un órgano de la Comisión Directiva. El tribunal se elije en forma autónoma, independiente, tiene su propio estatuto, tiene el poder de modificar su reglamento. El Tribunal no tiene dependencia alguna con la Comisión Directiva.

SEGURO MEDICO PARA EL EXTERIOR

Con respecto al “Seguro Médico en el Exterior” el Presidente hizo una aclaración. Por un lado hay una licitación en marcha. Los sobres de oferta se abrirían a mediados o fines de septiembre. No se sabe cuánto se va a cotizar por las coberturas médicas que se han pedido en el pliego de condiciones, pero se calcula que es una cifra que va a superar los 10 o 12 millones de dólares anuales con facilidad. Por ello el propio Canciller Faurie expresó, en reunión con la CD del APSEN, que no es económicamente viable la contratación de un seguro médico en el exterior por esos valores. El APSEN coincide con lo que dice la Ley y su Reglamentación en el artículo 87: que el Ministerio tiene que contratar un seguro médico para el exterior, pero lo que no puede aceptar, desde ningún punto de vista, es la aplicación del segundo párrafo del artículo 87, que fue una reforma que hizo el Subsecretario de Administración y Presupuesto en 1993, donde dice que a tal fin, para subvenir a los gastos del seguro médico, se utilizarán los aportes de los funcionarios a la obra social.

Esto ya se estudió años atrás, donde se quería dar un seguro médico de un costo de alrededor de 300U$S mensuales por funcionario, que no cubría prácticas médicas esenciales, era casi menos que una tarjeta de asistencia al viajero y, a cambio, perdíamos la obra social. Con colegas con familiares en el país que se quedaban sin cobertura alguna.

Entonces nosotros decimos, seguro médico en el exterior: SI. Quitando los aportes de la Obra Social y perdiendo en consecuencia la cobertura de la misma: NO.

El Auditor Interno del Ministerio hizo dos informes sobre los gastos médicos. Uno de forma preliminar, en agosto de 2016, sobre condiciones de salud, y el segundo un informe final en diciembre de 2016. Y de allí surgió, que el costo por funcionario (diplomático o adscripto) en el exterior, es de 117 dólares por persona por mes. Y lo que estamos viendo hasta ahora, es que los reintegros se están haciendo dentro de los dos meses de solicitados.

VENTA DE PROPIEDADES DEL GOBIERNO EN EL EXTERIOR

Sobre el tema del epígrafe se puede decir que se detuvo la idea de vender la residencia de la Embajada en Washington. Si un bien patrimonial del Estado se viene abajo, el responsable es el embajador y/o la Cancillería. O el embajador pide la reparación en tiempo y forma oportuna, entonces no es el responsable. Si el embajador pide y la Cancillería no le otorga el dinero para hacer las reparaciones entonces es responsable la propia Cancillería. En relación con la residencia en Washington estuvo 70 años en poder del gobierno argentino y la reparación ronda U$S 3.500.000 aproximadamente. Se tomó contacto con Teresa de Anchorena, presidente de la Comisión Nacional de Museos y Sitios Históricos, porque para vender cualquier bien del Estado que esté bajo su dominio durante 50 años, o más, tiene que intervenir para autorizar su venta esta Comisión Nacional. En esto es importante remarcar el apoyo que ha dado Gaspari en el sentido de conseguir los recursos necesarios para las reparaciones que se necesitan hacer.

También con respecto al edificio, fuimos con el Secretario del APSEN, Máximo Gowland, a ver al Presidente y Vicepresidente de la ABBE, (Agencia de bienes del estado), que había dispuesto por Decreto la venta del terreno de Basavilbaso y Juncal. Terreno que estaba previsto para hacer una ampliación del Palacio San Martín.