Posición APSEN a la media sanción del proyecto de ley derogatorio de la Ley 22.731. Comunicación 15/2020

La Asociación Profesional del Servicio Exterior de la Nación (APSEN) desea manifestar su profundo malestar por el texto del proyecto de ley sobre el régimen previsional especial para el cuerpo diplomático establecido en la ley 22.731 al que le dio media sanción la Honorable Cámara de Diputados de la Nación (HCDN).

En particular, considera de suma gravedad que a través del artículo 13 del proyecto se derogue lisa y llanamente el régimen especial estableciendo así dos categorías distintas de funcionarios del Servicio Exterior – los que ingresaran antes y los que lo hicieran con posterioridad a la publicación de la ley respectiva-, desconociendo la especificidad de la función diplomática y a la vez contradiciendo el propio Decreto convocante a sesiones extraordinarias del Congreso, por el cual el Sr. Presidente incluyó en el temario el análisis de la modificación del régimen y no su derogación.

Los diplomáticos argentinos, antes que diplomáticos somos argentinos, por lo que estamos plenamente consustanciados con la realidad política, económica y social de nuestro país. La transitamos diariamente cuando ejercemos funciones en el país, y también cuando servimos a la Nación Argentina en el extranjero, cada vez que asistimos a nuestros connacionales en dificultades en cualquier país del mundo o apoyamos a nuestras pymes a exportar o defendemos posiciones soberanas en cualquier foro internacional.

No nos aferramos a ningún orden preestablecido persiguiendo algún interés particular ni corporativo. Muy por el contrario, desde el APSEN hemos estado siempre dispuestos al diálogo y a hacer aportes superadores para alcanzar una ley modificatoria consensuada de nuestro régimen previsional, atendiendo las particularidades del Servicio.

Es por ello que hemos conversado con autoridades del Ejecutivo y del Legislativo desde fines de 2019 y, en el breve tiempo entre que el Poder Ejecutivo envió el Mensaje al congreso y la HCDN le dio media sanción, hemos participado en el debate de comisiones del 26 de febrero y acercado nuestra posición con propuestas concretas de reformas al articulado a legisladores de todas las fuerzas políticas y también al Señor Canciller y a otras autoridades del Ejecutivo. Lamentablemente, ninguna de nuestras propuestas fue discutida en la negociación política por ningún sector de nuestra dirigencia política, ni mucho menos receptada en el texto aprobado por Diputados, que en la parte que atañe al cuerpo diplomático conserva prácticamente el texto original a pesar de que el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo sí sufrió algunas otras modificaciones.

Esperamos repetir el ejercicio de diálogo y aporte de nuestras ideas ante el Senado de la Nación y pretendemos que la Cámara Revisora pueda incorporar al proyecto alguna de nuestras sugerencias de modificación, en particular la eliminación del artículo 13 para reconocer la especialidad de la carrera a todos los funcionarios y no sólo a quienes entraron en determinados años al Instituto del Servicio Exterior de la Nación, el escalonamiento de los aportes adicionales previstos para establecer un criterio más justo y otras enmiendas técnicas que perfeccionen la redacción y clarifiquen mejor el modo de cálculo inicial y la movilidad de nuestros haberes jubilatorios y conserven los derechos de nuestros pensionados y pensionadas.

El APSEN agradece a sus afiliados y afiliadas las ideas, sugerencias, inquietudes y contactos aportados, así como el constante apoyo durante todo este proceso. Tengan la seguridad de que toda la Comisión Directiva continúa abocada de manera permanente a este tema y continuará agotando todas las instancias que sigan a los fines de preservar del mejor modo posible los derechos de todos y todas.

La Comisión Directiva

Buenos Aires, 28 de febrero de 2020