Reunión con funcionarios de la Secretaría de Seguridad Social y reunión con el Secretario de Seguridad Social. Comunicación 03/2019

1)   Tal como fue anunciado en la comunicación 92/2018, el pasado día 5 de diciembre se llevó a cabo la reunión entre los técnicos de la Secretaría de Seguridad Social (SSS) y del APSEN, a propuesta del Secretario de Seguridad Social Dr. Gonzalo Estivariz y a efectos de analizar la viabilidad de una Caja Previsional propia del sistema del SEN.

Por parte de la SSS, participó la Actuaria Mercedes Bourquin, Directora Nacional de Políticas de Seguridad Social, acompañada por otros seis técnicos, incluyendo representantes de la ANSES mientras que, por parte del APSEN, lo hicieron el Dr. Mario Perez Talamonti (Asesor Especial), el Actuario Adrián Zelazni y el Gerente General del APSEN, Lic. Gastón Abas.

La Actuaria de la SSS, luego de referirse genéricamente a la dificultad de implementar una Caja Previsional del SEN agregó que, en ese caso, la misma debería hacerse cargo no sólo de los activos futuros, a partir de su ingreso a la Cancillería, sino también de los pasivos actuales. Lo cual obviamente hace inviable cualquier tipo de Caja Previsional.

Se destaca que la propuesta del APSEN sobre la Caja Previsional se refería, lógicamente, para los futuros ingresantes al SEN, y que de ninguna manera preveía absorber la totalidad del llamado “déficit” o diferencial que se reducía con la propuesta de aportes voluntarios en la que se venía trabajando.

Dejando de lado el análisis de la viabilidad de la Caja, los representantes de la SSS distribuyeron una “propuesta” de modificación de la ley 22.731, que disminuía sustancialmente el diferencial  existente entre el monto total correspondiente a los beneficios pagados (jubilaciones y pensiones) y los ingresos al sistema proveniente de los aportes personales y las contribuciones patronales. Agregaron que se buscaba una salida consensuada a fin de “evitar la conflictividad y judicialización del tema”, sobre la cual se requirió una respuesta respecto del eventual consenso o aceptabilidad por parte del APSEN.

El APSEN remarcó que la reunión había sido convocada específicamente a fin de evaluar la viabilidad de la creación de una Caja Previsional para el SEN y no para analizar una “nueva propuesta” presentada sin preaviso.

Ante la insistencia de la SSS para avanzar en el análisis de su “propuesta”, los delegados del APSEN enfatizaron que amen de tomar recién conocimiento de la misma, carecían de facultades para analizar, discutir o expedirse sobre ella, y que debería abordarse a nivel político con las autoridades de la Asociación.

Comparada con el sistema actual, la nueva propuesta de la SSS contiene los siguientes parámetros:



Tasa de sustitución[1]
Régimen actual

85%
Nueva propuesta de SSS

75%
Base de cálculoCargo más alto120 meses
Aportes11%11 + 6%
Aporte solidario6% stock + altas[2]
Edad65 años (hombres y mujeres)

[1] Porcentual del haber jubilatorio inicial.

[2] Jubilados actuales y futuros.

Nota: Se objetó que la SSS tomara como base para sus cálculos los 65 años, como edad jubilatoria, lo que no es aceptable como dato metodológico, ya que sólo representa un 15% de las jubilaciones del SEN, las que en general se producen a mayor edad: 67 y 70 años para Ministros y Embajadores respectivamente.

2)     Por otra parte, el día jueves 18 de enero pasado, se  efectuó  una reunión con el Secretario de Seguridad Social, Dr. Gonzalo Estivariz y la Actuaria Mercedes Bourquin, por parte de la SSS y por parte del APSEN: el actual Presidente, la Presidenta Electa, el Vicepresidente 1º y el Dr. Mario Perez Talamonti, durante la cual  se plantearon los siguientes puntos:

En primer lugar se manifestó la sorpresa que, ante la expectativa de realizar un estudio para la viabilidad de una Caja Previsional, se planteara una “nueva propuesta” sobre la cual nunca se había hablado.

En segundo lugar, se recordó que no se estaba tomando en cuenta todo el trabajo realizado hasta el momento en relación a la propuesta de aporte voluntario, que implicó varias reuniones de Comisión ampliadas así como con delegados de distintas promociones; sondeos con funcionarios tanto en el país como en el exterior; todo ello a efectos de informar y analizar la viabilidad de avanzar en una propuesta para realizar aportes voluntarios temporarios, manteniendo la intangibilidad de las leyes 20.957 y 22.731.

En tercer lugar, se expresó que la “nueva propuesta” planteada de manera imprevista por la SSS en la reunión técnica, era aún más inconveniente que la planteada inicialmente por el entonces Secretario de Seguridad Social Juan Carlos Paulucci el 15/6, sobre la cual el APSEN se expresó por escrito en forma negativa el 29/6 (Ver Com.36/2018) y a partir de la cual se llegó a un entendimiento de avanzar en una negociación tendiente a efectuar un aporte voluntario para reducir el diferencial mensual entre ingresos y egresos. Se agregó que la oposición a la nueva propuesta de reforma de nuestra ley jubilatoria, por lógica, se aplicaba con mayor razón al nuevo proyecto. Copia del precitado escrito fue entregada al Secretario Estivariz.

Estivaríz señaló que favorecía que el SEN mantuviera un “Régimen Especial” dadas las características de dicha carrera y por ser considerado un servicio esencial del Estado; que conocía perfectamente nuestro régimen y las funciones diplomáticas y que el objetivo actual de la SSS no era derogar la ley 22.731 sino modificar ciertos parámetros que permitan reducir las altas erogaciones del ANSES, tal como efectuar aportes adicionales permanentes (6%), bajar el porcentual del haber jubilatorio inicial de la tasa de sustitución (del 85% al 75%), no tomar el sueldo del mejor cargo desempeñado en actividad (con 4 años de permanencia en la categoría como mínimo) como base de cálculo para el monto de la jubilación sino un promedio de los últimos 120 meses.

Lo más significativo fue la manifestación referida a que la decisión del Gobierno es plantear una reforma legislativa de la ley 22.731, “consensuada” con el SEN. En el caso de no llegar a un consenso el gobierno nacional presentaría igualmente un Proyecto al Legislativo. No obstante, Estivaríz destacó que tenía interés en continuar el diálogo con el APSEN durante el presente año en tanto existiera voluntad genuina de avanzar en una negocación para lograr tal solución consensuada.

La Comisión Directiva decidió, ante esta situación: a) profundizar el estudio sobre la constitucionalidad de la modificación de ciertos parámetros contratando al efecto a expertos legales; b) profundizar el análisis de la viabilidad de la Caja para el SEN con datos propios y asesoramiento actuarial; c) evaluar distintas alternativas que no modifiquen los parámetros esenciales del régimen especial que permitan una reducción del diferencial dando una mayor sustentabilidad al sistema; d) tomar contacto con legisladores de las diferentes Comisiones que intervendrían ante una eventual reforma.

La Comisión Directiva lamenta que todo el trabajo realizado durante el año 2018 no haya llegado a buen término,  pese a que en reunión de Gabinete del 2/7/18 el Presidente de la Nación había aceptado no efectuar una reforma a la ley, en el entendimiento que el “déficit” se disminuiría con un aporte voluntario. El punto clave del cambio de posición de la Administración es que a partir del cambio de Secretario, no se acepta que el aporte sea temporario. La posiciónde la SSS es que la reducción del déficit con aportes adicionales no puede ser meramente coyuntural dado que el problema deficitario estructural subsiste y debe ser abordado para mejorar la viabilidad del sistema previsional en su conjunto.

Oportunamente se realizará una reunión ampliada de Comisión Directiva con los afiliados para informar el desarrollo de las gestiones arriba enunciadas y posibles cursos de acción a seguir.

La Comisión Directiva.

Buenos Aires, 31 de enero de 2019